Viernes 3 de Diciembre pág.de inicio favoritos quienes somos asociados área restringida
    botonera
  ENVIAR
  IMPRIMIR
 Visitas 1787 
 Impresa
 Enviada

El Secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, informa a las organizaciones empresariales sobre la reforma eléctrica

Lunes, 18 de Noviembre de 2013Vicente Cerezo Novejarque

A la reunión asistieron: el Secretario General de CEOE, con el presidente de la Comisión de Energía de CEOE, y una nutrida presencia de sectores industriales, para abordar las principales características de la reforma eléctrica del pasado mes de julio.

Entre los principales mensajes trasladados por Nadal destacan:


Era imprescindible la adopción urgente de medidas que frenasen la creciente acumulación de déficit en el sector eléctrico, consecuencia de decisiones heredadas. De no haberse adoptado el nuevo paquete de medidas, el nuevo déficit anual hubiera alcanzado los 10.500 M€ en 2020. Otra opción hubiera sido incrementar los peajes en un 42%. La situación se agrava con la sustancial caída de la demanda (ubicada ya en los niveles de demanda de 2006). El Gobierno ha realizado un reparto de la carga entre los distintos agentes, incluyendo consumidores, generadores y al propio Estado.


La Administración es plenamente consciente del serio problema de competitividad eléctrica al que se enfrenta nuestra industria, especialmente la exportadora. En la situación actual, y a corto plazo al menos, la Administración no ha tenido otra opción que adoptar las medidas anunciadas, intentando minimizar en la medida de lo posible el impacto sobre los sectores intensivos.


El Secretario de Estado no ha especificado si está prevista la adopción a corto plazo de medidas que permitan recuperar la competitividad energética perdida, ni en el corto ni en el largo plazo.


La modificación de los peajes, incrementándose el peso del término de potencia y minorando el de energía, se habría calculado con el fin de mantener neutral o incluso favorecer ligeramente a los grandes consumidores, penalizando a aquellos cuyo término fijo pese más que el de energía en su factura final (caso de las segundas viviendas).


Como posibles causas para la acumulación del déficit identifica la inclusión en los costes eléctricos regulados (peajes) de políticas de la más diversa índole, que debieran haber sido financiadas por otras vías, así como a las malas praxis que se han dado en el despliegue de las renovables en España, con inversiones masivas en tecnologías todavía en fase de desarrollo.


A las retribuciones reguladas de la producción de dichas tecnologías deben sumarse el coste de despliegue de infraestructuras de transporte y distribución para la evacuación de su generación, así como a la necesidad de disponer de potencia de respaldo para aquéllas tecnologías de carácter intermitente, como la eólica y la solar. Todo ello hace que la inversión en apoyo a las renovables alcance el 1,2% del PIB español, frente a cifras del 0,6% de Alemania, o del 0,1% en Francia. A ello se añade que el sistema hasta ahora vigente podría llegar a ser considerado ayudas de Estado ilegales por la Comisión Europea, al suponer una importante sobreretribución.


Consecuentemente, se ha optado por modificar el sistema de apoyo al antiguo régimen especial (renovables más cogeneración), garantizando una retribución razonable (7,5% de TIR) que permita a dichas tecnologías competir en igualdad de condiciones con las tecnologías convencionales


Respecto a la cogeneración, el Estado es consciente de su importancia y la sigue apoyando (siempre y cuando no se incurra en malas prácticas), si bien no se prevé el desarrollo de nuevas instalaciones, sino el mantenimiento de las existentes.


Por lo que respecta a la eficiencia energética, el Secretario de Estado coincidió en que constituye un importante nicho, en especial en el caso de la rehabilitación para la mejora de la eficiencia energética del parque de viviendas, así como de los edificios ocupados por la Administración. No obstante, actualmente existe un problema administrativo, al contabilizar como déficit las inversiones iniciales por parte de la Administración en obras de mejora de eficiencia energética, lo que ha causado la práctica paralización de las mismas.


No debe confundirse el apoyo a la eficiencia energética en la edificación con el despliegue subvencionado de nueva potencia renovable bajo la forma de microgeneración y autoproducción. Dada la existencia de un importante excedente de potencia altamente eficiente instalada en nuestro país, el apoyo a la microgeneración no sería eficiente para el conjunto del sistema. De igual forma, la exención a dichas instalaciones del pago de parte de los peajes supondría sobrecargar al resto de los consumidores. En cambio, se contempla como opción interesante el despliegue de autoproducción en el sector industrial.


Por lo que respecta a la futura reforma gasista, el Secretario de Estado ha confirmado que se prevé la próxima adopción de medidas, a fin de evitar caer en errores similares a los observados en el sector eléctrico.


 



mapa del sitio contactar

aviso legal

Acceso Redactores