Miércoles 10 de Agosto pág.de inicio favoritos quienes somos asociados área restringida
    botonera
  ENVIAR
  IMPRIMIR
 Visitas 1830 
 Impresa
 Enviada

La gestión del estrés, objetivo de la Semana Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo 2014

Lunes, 20 de Octubre de 2014Vicente Cerezo Novejarque

El estrés es el segundo problema de salud relacionado con el trabajo que más frecuentemente se denuncia en Europa y, junto a otros riesgos psicosociales, se cree que representa la causa de la pérdida de más de la mitad (50-60%) de las jornadas de trabajo

Sin embargo, su gestión es una de las grandes asignaturas pendientes en la mayoría de empresas. Por ello, la Semana Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo 2014, que se celebra del 20 al 24 de octubre, se ha centrado este año en la sensibilización e importancia de acometer acciones en el ámbito de los riesgos psicosociales.


 

Bajo el lema “Trabajos saludables. Gestionemos el estrés”, la campaña europea pone de relieve que los riesgos psicosociales pueden ser evaluados y gestionados de un modo tan sistemático como el resto de los riesgos en materia de seguridad y salud en el trabajo. En este sentido, la forma ideal de identificar los riesgos y hacerles frente es mediante el modelo estándar de evaluación de riesgos y con un enfoque participativo, siguiendo estos cinco pasos:




  • Primer paso. Identificar los riesgos y las personas en situación de riesgo. Tanto directivos como trabajadores deben ser conscientes de los riesgos psicosociales y saber captar las primeras señales de alerta de estrés laboral.


  • Segundo paso. Evaluar y jerarquizar los riesgos. Aquí se trata de decidir qué riesgos son más preocupantes y centrarse en solucionarlos en primer lugar, conforme a una escala de priorización.


  • Tercer paso. Planificar una acción preventiva. Se debe orquestar un plan que se pondrá en marcha para evitar los riesgos psicosociales. Si no se pueden prevenir, su empresa deberá centrarse en buscar mecanismos y soluciones para tratar de reducirlos lo máximo posible.


  • Cuarto paso. Ejecución del plan. En esta fase hay que especificar qué medidas deben tomarse, los recursos que se requieren (humanos, técnicos y materiales), quiénes participarán en cada una de las medidas y cuál será su duración (horizonte temporal).


  • Quinto paso. Seguimiento y examen continuados. Una vez detectados los riesgos e implantadas las medidas, su empresa deberá analizar si se están o no consiguiendo los resultados deseados, si surgen problemas o se detectan nuevos riesgos, si hay ineficiencias o desviaciones respecto, por ejemplo, a la duración de las medidas… Su empresa deberá estar preparada para modificar, si es necesario, el plan en función de los resultados de la supervisión.


Además, es importante que tenga en cuenta que las personas pueden reaccionar de manera diferente a un mismo conjunto de circunstancias. Por ello, su evaluación de los riesgos psicosociales deberá analizar también las capacidades y necesidades de los trabajadores (por ejemplo, en relación con su género, edad o experiencia).



Y en cuanto al enfoque participativo, se trata de consultar a los trabajadores y animarles a que contribuyan a encontrar soluciones destinadas a reducir o minimizar los riesgos psicosociales en el trabajo.


 Fuente: Asesoriza.com









 

 



mapa del sitio contactar

aviso legal

Acceso Redactores