Sábado 1 de Octubre pág.de inicio favoritos quienes somos asociados área restringida
    botonera
  ENVIAR
  IMPRIMIR
 Visitas 1528 
 Impresa
 Enviada

Despido objetivo: un retraso de sólo tres días en poner a disposición la indemnización supone la improcedencia, según una reciente sentencia del Tribunal Supremo

Lunes, 6 de Julio de 2015Vicente Cerezo Novejarque

La puesta a disposición de la indemnización en caso de despido objetivo debe tener lugar simultáneamente a la entrega de la carga de despido, por lo que no cabe retrasarla a una fecha posterior, ni siquiera aunque el retraso sea sólo de tres días

Si hay retraso, por leve que sea, el despido es improcedente, aunque existan y se acrediten las causas que justifiquen el despido (sent. del TS de 17.12.14).

Tres auxiliares administrativas fueron despedidas por causas objetivas por amortización de sus puestos

de trabajo. La empresa les entregó las cartas de despido el 31 de octubre e hizo efectivo el pago de

las indemnizaciones (20 días de salario por año trabajado) mediante transferencia bancaria efectuada el 3

de noviembre, es decir, tres días después.

Las trabajadoras demandaron a la empresa y tanto el Juzgado de lo Social como el Tribunal Superior de

Justicia de Cataluña fallaron a favor de la empresa, declarando la procedencia de los despidos, al entender

que el retraso en el cumplimiento del pago de la indemnización, al ser mínimo, no condicionaba la

validez del despido, al estar acreditadas las causas.

Sin embargo, no lo entiende así el TS, que determina que la redacción del ET es muy clara al respecto

al determinar que la empresa debe “poner a disposición del trabajador, simultáneamente a la entrega

de la comunicación escrita, la indemnización” (art. 53.4 del ET). Por tanto, “la ausencia de la simultaneidad,

que exige sin matices ni paliativos la norma, no puede conducir a otra solución jurídica que declarar

la improcedencia del despido”.

Asimismo, sobre el pago mediante transferencia bancaria de la indemnización, el Supremo vuelve

a avalar, como ya ha hecho en sentencias anteriores, que es un medio de pago perfectamente válido,

pero “siempre y cuando la transferencia se ordene el mismo día de la entrega de la comunicación escrita.

Si se cumple esto, se cumple el requisito de la simultaneidad”


FUENTE: Practiletter Laboral



mapa del sitio contactar

aviso legal

Acceso Redactores