Jueves 13 de Diciembre pág.de inicio favoritos quienes somos asociados área restringida
    botonera
  ENVIAR
  IMPRIMIR
 Visitas 977 
 Impresa
 Enviada

Nuevas normas para contabilizar el impuesto sobre beneficios

Lunes, 29 de Febrero de 2016Vicente Cerezo Novejarque

El BOE publica la Resolución de 9 de febrero de 2016, del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, por la que se desarrollan las normas de registro, valoración y elaboración de las cuentas anuales para la contabilización del Impuesto sobre Beneficios.

Esta resolución constituye el desarrollo reglamentario de los criterios de registro y valoración para contabilizar el gasto por impuesto sobre beneficios, actualizando los criterios que han de aplicarse para  desarrollar la Norma de Registro y Valoración 13.ª del vigente Plan General de Contabilidad. Además también recoge y aclara los criterios incluidos en las consultas que sobre esta materia se habían publicado en el «Boletín del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas» (BOICAC ).


El sistema definido en la Norma 13ª del Plan General de 2007, que se desarrolla ahora tal y como dispone en la exposición de motivos «sigue basándose en el método de la deuda pero emplea una sistemática diferente; el denominado enfoque de balance. Por ello es necesario establecer los criterios para contabilizar el gasto por impuesto sobre beneficios siguiendo la nueva metodología».  En el nuevo texto, los impuestos diferidos e impuestos anticipados pasan a denominarse, respectivamente, pasivos y activos por impuesto diferido, para cuyo cálculo resulta fundamental el concepto de base fiscal de un elemento patrimonial, que se define en el artículo 2, apartado 9, de la resolución.  A partir del concepto base fiscal se define a su vez el de diferencia temporaria como aquéllas derivadas de la diferente valoración, contable y fiscal, atribuida a los activos, pasivos y determinados instrumentos de patrimonio propio de la empresa, en la medida en que tengan incidencia en la carga fiscal futura. Continúa informando la norma que «en el caso de que el valor en libros y la base fiscal de los elementos patrimoniales coincida, y en ausencia de bases imponibles negativas y de deducciones u otras ventajas fiscales pendientes de aplicar a efectos fiscales, el resultado contable futuro calculado a partir del valor en libros de los citados elementos será un buen estimador de la base imponible del impuesto correspondiente a dichos ejercicios. Sin embargo, cuando esos conceptos no coincidan y, en consecuencia, surjan diferencias temporarias, será preciso reconocer activos y pasivos por impuesto diferido, para que el balance de la empresa cumpla con el objetivo de mostrar la imagen fiel de la carga fiscal futura.


La nueva resolución deroga la Resolución de 9 de octubre de 1997, del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, sobre algunos aspectos de la norma de valoración decimosexta del Plan General de Contabilidad.


Su entrada en vigor, se produce el día siguiente al de su publicación en el BOE y es de aplicación a las cuentas anuales de los ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de 2015.


 FUENTE. Boletín COEPA


 



mapa del sitio contactar

aviso legal

Acceso Redactores