Sábado 1 de Octubre pág.de inicio favoritos quienes somos asociados área restringida
    botonera
  ENVIAR
  IMPRIMIR
 Visitas 3094 
 Impresa 96 
 Enviada

MANIPULACION DE CARGAS

Martes, 26 de Agosto de 2003

Guía para la mejora de la gestión preventiva

   La manipulación de cargas es responsable, en la mayoría de los casos, de la aparición de fatiga física o lesiones que se pueden producir de una forma inmediata o por la acumulación de pequeños traumatismos que aparentemente no tienen mayor importancia. Pueden lesionarse tanto los trabajadores que manipulan cargas regularmente como los trabajadores que lo hacen de forma ocasional.

RIESGOS ASOCIADOS A LA MANIPULACIÓN DE CARGAS

   Podemos apreciar 2 tipos de riesgos:

1º) Cortes, golpes, caídas a distinto nivel, caídas al mismo nivel, quemaduras

2º) Lesiones músculo-esqueléticas, fracturas.

   Las lesiones a que hace referencia el segundo punto, aunque no son mortales, pueden y suelen tener una larga y difícil curación (siendo en ocasiones crónicas) y en muchos casos requieren de un largo periodo de rehabilitación, originando grandes costes económicos y humanos, ya que el trabajador queda muchas veces incapacitado para realizar su trabajo habitual y su calidad de vida puede quedar gravemente deteriorada.

CONSIDERACIONES

   En la manipulación de cargas interviene el esfuerzo humano tanto de forma directa (levantamiento, colocación) como indirecta (empuje, tracción, desplazamiento). También es manipulación manual transportar o mantener la carga alzada y lanzar la carga de una persona a otra.

   No entenderemos como manipulación de cargas la aplicación de fuerzas como el movimiento de una manivela o una palanca de mandos, aunque los riesgos que se originan son también lesiones músculo-esqueléticas por movimientos repetitivos.

   Se considera que la manipulación manual de toda carga que pese más de 3 kg. puede entrañar un potencial riesgo dorsolumbar no tolerable, ya que a pesar de ser una carga bastante ligera, si se manipula en unas condiciones ergonómicas desfavorables (alejada del cuerpo, con posturas inadecuadas, muy frecuentemente, en condiciones ambientales desfavorables, con suelos inestables, etc.) podría generar un riesgo.

   La manipulación de cargas menores de 3 kg. también podría generar riesgos de trastornos musculoesqueléticos en los miembros superiores debido a esfuerzos repetitivos.

   Así pues se debería realizar una evaluación de los riesgos debidos a las cargas que pesen más de 3 kg. en las condiciones antes citadas. Las cargas que pesen más de 25 kg. muy probablemente constituyan un riesgo en sí mismas, aunque no existan otras condiciones ergonómicas desfavorables.

MEDIDAS PREVENTIVAS

A) EVITAR LA MANIPULACIÓN DE CARGAS

   Siempre que sea posible, a fin de eliminar el riesgo, se evitará la manipulación de cargas. Lo ideal es atajar el problema en la fase del diseño de los puestos de trabajo, donde es más sencillo evitar o reducir la manipulación manual, mediante la automatización o mecanización de los procesos. Ésta se puede conseguir a través de distintos medios, como puede ser la paletización del producto, utilización de carretillas elevadoras, mesas regulables para levantamiento, cintas transportadoras, mesas giratorias, sistemas transportadores o grúas y puentes grúa.

B) CUANDO LA MANIPULACIÓN NO SE PUEDE EVITAR

   En estos casos se realizará una evaluación del riesgo por personal cualificado, a fin de determinar la necesidad de adoptar medidas tales como:

   * Utilización de equipos mecánicos automotores o manuales: Estas ayudas no suelen eliminar totalmente la manipulación manual de cargas, pero la reducen considerablemente. Son por norma general, bastante baratos y versátiles como para adaptarse a las distintas situaciones (carretillas y carros, mesas elevadoras, carros de plataforma elevadora).

   * Reducción o rediseño de la carga, modificando tamaño, agarres, forma.

   * Actuación sobre la organización del trabajo: Rotación de personal, aumento del personal en determinadas operaciones.

   * Mejora del entorno de trabajo: Reducir los desplazamientos y movimientos en el manejo de las cargas mediante redistribución del almacén, reducción de la altura de las estanterías.

C) FORMACIÓN E INFORMACIÓN

   La formación e información es siempre un punto clave en cualquier actividad preventiva. En este caso, debe incluir aspectos como uso correcto de las ayudas mecánicas, factores que están presentes en la manipulación y forma de prevenir los riesgos debidos a ellos, uso correcto del equipo de protección individual, técnicas seguras para la manipulación de las cargas.

CORRECTA MANIPULACIÓN DE LAS CARGAS

   Los accidentes que con mayor frecuencia se producen en la manipulación de las cargas son golpes en las extremidades inferiores y golpes en las manos, aparte de lesiones más graves en la columna, hernias. ¿Cómo se levantan las cargas?

   1º) PLANIFICAR EL LEVANTAMIENTO: Utilizar ayudas mecánicas siempre que sea posible. Mirar las indicaciones del embalaje acerca de posibles riesgos de la carga. Si no hay indicaciones, observar bien la carga, prestando atención a la forma, tamaño y posible peso. Solicitar ayudas de otras personas si el peso es excesivo o se deben adoptar posturas incómodas y no se pueda disponer de ayudas mecánicas. Prever la ruta de transporte y el punto de destino final del levantamiento, retirando los materiales que entorpezcan el paso. utilizar vestido, calzado y equipos adecuados.

   2º) COLOCAR LOS PIES: Separar los pies para proporcionar una postura estable y equilibrada para el levantamiento, colocando un pie más adelantado que el otro en la dirección del movimiento.

   3º) ADOPTAR LA POSTURA DE LEVANTAMIENTO: Doblar las piernas manteniendo en todo momento la espalda derecha y mantener el mentón metido. No flexionar demasiado las rodillas. Usa tus piernas y no la espalda. No girar el tronco ni adoptar posturas forzadas.

   4º) AGARRE FIRME: Sujetar firmemente la carga empleando ambas manos y pegarla al cuerpo. Cuando sea necesario cambiar el agarre, hacerlo suavemente o apoyando la carga, ya que incrementa los riesgos.

   5º) LEVANTAMIENTO SUAVE: Levantar suavemente, por extensión de las piernas, manteniendo la espalda derecha. No dar tirones a la carga ni moverla de forma rápida o brusca.

   6º) DEPOSITAR LA CARGA: Si el levantamiento es desde el suelo hasta una altura importante, por ejemplo la altura de los hombros o más, apoyar la carga a medio camino para poder cambiar el agarre. Depositar la carga y después ajustarla si es necesario. Realizar movimientos espaciados.

 

   Manejar mercancías u otros objetos durante la jornada laboral es algo habitual para muchos trabajadores. Quizás por ello, con frecuencia se olvidan las normas básicas que evitarán que estas tareas se conviertan en un factor de riesgo. Limitar el número de lesiones producidas por posturas incorrectas y sobreesfuerzos y sus consecuencias sobre la salud es el objeto de esta guía, que ilustra de forma sencilla pero práctica cuáles son las normas a seguir para una adecuada protección de la salud en el trabajo.


mapa del sitio contactar

aviso legal

Acceso Redactores